Gargantillas de Oro Blanco

Las gargantillas de oro blanco son un accesorio básico e imprescindible en el joyero de toda chica que le gusta lo costoso y elegante, además de minimalista.

Es sin duda la elección perfecta para quienes están cansadas de tener todo en oro puro y ver siempre el mismo tono amarillo, además que para ciertos outfits es mejor combinar con joyas de tono platino.

Gargantillas de Oro Blanco en oferta

Además, que para opción de sortijas de compromiso y matrimonio es una idea genial, es tan real como el oro puro y tiene un tono más a pureza y simplicidad.

Un toque sofisticado y elegante que no pasara desapercibido, además que al tener aleación su precio es más accesible que el amarillo.

¿Diamantes o Perlas en una gargantilla de oro blanco?

Si vamos a comparar diamantes con perlas primero saber que es como comparar uvas con olivas, son tan diferentes y ambas igual de preciosas que es imposible saber cuál es mejor.

Ambas son consideradas piedras preciosas de alto valor y son casi igual de antiguas, las perlas por supuesto tienen más años que los diamantes.

Las perlas tienen alrededor de 7500 años de existencia, era una piedra tan rara que en principio solo podía ser utilizada por la realeza y nobleza. Existe una historia sobre las perlas.

Se dice que Cleopatra la grandiosa egipcia para impresionar al imperio romano cogió uno de sus pendientes de perlas lo rompió y lo introdujo en su bebida. Demostrando de esta manera que tenía suficientes perlas como para romper la que quisiese cuando quisiese.

Los diamantes por otro lado no tienen tanta historia de hecho el más antiguo de todos existió hace solo 500 años.

Aunque los diamantes tenían la ventaja de extraerse fácilmente de entre las minas las perlas por el contrario requerían el buceo que para aquel entonces era una actividad demasiado peligrosa.

Así que culturalmente las perlas fueron mucho más importantes ya que poseen más historia y valor.

Después de que los científicos aprendieran a cultivar las ostras para obtener perlas desgraciadamente perdieron mucho su valor. En la actualidad los diamantes triplican el valor de las perlas.

Pero esto se debe al control de la venta de diamantes, esto para mantener el valor cuando en realidad existen diamantes como para regalar, por ello son tan caros porque se controla su venta con las perlas no ha sucedido de esta manera.

Ambas opciones en gargantillas son ideales son delicadas y elegantes, si quieres historia elige perlas, si deseas algo costoso entonces lo tuyo serán los diamantes.

Gargantillas de oro blanco en la historia

Las gargantillas tienen una gran y larga historia detrás, no empezaron siendo un accesorio de moda, sino que su pasado era más bien oscuro.

En principio era llevada por los esclavos, se les ponía argollas de metal alrededor de su cuello, manos y tobillos para que no se escaparán, luego simplemente las llevabas alrededor de su cuello para que se supiera que tenían dueño.

Con el pasar de los años se convirtió en un accesorio de la alta alcurnia, tales como la princesa Alexandra de Dinamarca, la reina María Antonieta y hasta la mismísima Lady Diana.

Luego con el pasar de los siglos la gargantilla se convirtió en algo accesible para todos los bolsillos, con diferentes diseños y materiales siendo tan caro como barato con materiales tales como: terciopelo, oro, plata, diamantes, perlas entre otros cientos de opciones.

Por ejemplo, en la época de la revolución francesa las mujeres solían llevar una gargantilla roja como símbolo de haber perdido a su marido en la guerra.

También fue un accesorio utilizado en obras de teatro tales como el valet, donde las bailarinas utilizaban como complemento hermosas gargantillas de diversos materiales.

¿Por qué elegir gargantillas con oro blanco?

El oro blanco es una de muchas aleaciones que existen del oro amarillo, es de hecho una de las más populares, aunque en ocasiones lo confundamos con la plata.

Está compuesto por oro puro y paladio que es el material que le da el color blanco.

En todas las presentaciones de oro existentes se debe siempre mezclar con otros componentes, aunque sea amarillo porque el oro por sí solo no es fuerte ni duradero.

Para que nuestra gargantilla de oro blanco sea perfecta y brille con fuerza se le debe mezclar rodio, una sustancia que logra proporcionar ese pulido. Aunque con el tiempo este recubrimiento puede deteriorarse y volver a su tono natural que sería amarillo.

Muchas personas se preguntan si es oro real puesto que es muy parecido a la plata y en efecto si lo es, aunque en teoría debería tener un precio más asequible que la plata.

Cómo cuidarlas:

Para este tipo de material tan delicado y valioso como es la gargantilla de oro blanco debes seguir unos sencillos pasos, aunque ojo, al estar bañado en rodio requiere mucho más cuidado que el oro puro de lo contrario se desvanecerá su recubrimiento platino.

Para su mantenimiento sigue los siguientes consejos:

  • Evita ponerla en contacto con agentes químicos tales como fragancias, cremas corporales, aceites corporales, aerosoles o cualquier otro. En todo caso deja la gargantilla de último una vez se allá secado tu cuerpo de dichas sustancias.
  • No la expongas al agua bajo ningún termino si vas a ducharte déjala en resguardo.
  • Si realizas actividades físicas que te hagan sudar tampoco utilices tu gargantilla.

Para limpiarla:

  • Coge agua templada y un poco de bicarbonato de sodio con un cepillo de cerdas muy suaves frota el accesorio.
  • Seca con un paño seco de tela suave

La mejor tienda online de Gargantillas de oro blanco

Puedes tener total confianza en realizar tus compras en nuestra web, no solo nos especializamos en llevarte los accesorios más bonitos y a la moda, sino que además nos aseguramos de que tengas calidad y seguridad.

Un sitio web totalmente especializado en gargantillas de oro blanco, diamantes, plata de ley, de pandora, terciopelo y muchas más opciones para utilizar en cualquier ocasión.

Traemos las mejores opciones para nuestro público con precios considerables y calidad inmejorable.

Gargantillas relacionadas