Gargantillas con perlas

Las gargantillas están de vuelta y las hemos venido observando desde hace ya un tiempo, tanto en el día a día como en las ocasiones de celebración, fiestas y las gargantillas de perlas por supuesto son tan sofisticadas como especiales.

Gargantillas con perlas al mejor precio

Origen de las gargantillas de perlas

El estilo de las gargantillas proviene de los medallones que llevaban los esclavos alrededor de su cuello, pies y manos. Eran en realidad un signo de esclavitud, pero años después paso a ser utilizado como accesorio de moda.

Convirtiéndose de esta manera hasta en un símbolo de estatus personal, de hecho, las gargantillas aparecieron durante la época de las primeras civilizaciones: los antiguos mesopotámicos y egipcios las usaban con bastante regularidad.

Los artesanos sumerios también llegaron a utilizar gargantillas de oro alrededor del 2500 a. c.

Por otro lado también, los antiguos egipcios, en lugar de usarlos como una tendencia, creían que las gargantillas tenían un poder especial y protector. Así que utilizaban las joyas en las partes del cuerpo que sentían que necesitaban más protección, como el cuello, las muñecas y la cabeza.

Así que de esta manera se puede suponer que las gargantillas aparecieron incluso antes de que se representara a la famosa Ana Bolena con un collar de gargantilla en las pinturas hechas en su época.

Su famoso collar estaba compuesto por una gargantilla de perlas y un colgante con la letra “B” y lo llevaba ceñido al cuello.

Gargantillas con perlas en plena revolución francesa

Según datos recopilados y verificados las gargantillas estaban especialmente de moda durante la mítica Revolución Francesa en el año de 1798.

En aquel entonces las mujeres expatriadas francesas llevaban cintas rojas alrededor de su cuello como una forma de rendir homenaje a quienes habían perdido su vida en la guillotina. También solían llevar cintas de terciopelo negro alrededor del cuello que eran símbolo de luto.

Gargantillas con perlas para Alexandra de Dinamarca

Otra impulsadora de este accesorio fue la mismísima princesa Alexandra de Dinamarca durante su tiempo como parte de la nobleza británica, ella utilizo este accesorio como una manera elegante de ocultar su cicatriz que llevaba justamente en el cuello.

Con ella como impulsadora de la gargantilla de perlas, las cuales eran sus favoritas con incrustaciones de diamantes, se convirtió en un accesorio imprescindible entre los ricos por los años posteriores.

De vuelta a la moda en los siglos XX y XXI

Después de un tiempo este tipo de collar estuvo ausente y casi no se volvió a llevar, fue hasta en la época de los años 40 cuando las mujeres de Estados Unidos volvieron a traerla a las pasarelas.

Luego aparecieron de nuevo en los años 70, esta vez utilizado de manera unisex podíamos ver a personalidades del mundo de la fama como Mick Jagger llevando puesto un accesorio como este.

También formaban parte de algunos desfiles de moda, fue precisamente la lujosa marca de Chanel quien impulso de nuevo este accesorio siendo la primera en integrarla en uno de sus desfiles y también por la revista Vanity fair.

En los 90 las gargantillas volvían con toda fuerza celebridades como Britney Spears, Gwen Stefani o Lenny Kravitz llevaban este accesorio entre otras muchas celeridades. Inclusive llego a impulsarse hasta como tatuaje, algunas chicas valientes se tatuaban una gargantilla eterna alrededor de su cuello.

Y por si fuera poco también se llevó a las pantallas grandes, en películas famosas como Pulp Fiction de Quentin Tarantino podíamos ver a una de las protagonistas, Mia Wallace, llevar una gargantilla negra con un colgante de rubí.

¿Cómo llevar una gargantilla de perlas?

Las gargantillas con perlas son sin duda un toque muy sofisticado, clásico y sobrio.

Las perlas solían llevarlas nuestras abuelas, así que seguro alguna podría haber heredado algún abalorio de perlas. Este tipo de joyas está pensado para ocasiones sumamente formales como bodas, bautizos o ceremonias de alto standing.

Aunque en la actualidad también puedes combinarlas con tu outfit del día a día como, por ejemplo, llevando pendientes con perlas o bien gargantillas que sean muy simples en las cuales las perlas no resalten demasiado y solo sean un complemento discreto en tu estilo.

Las perlas suelen ser admiradas precisamente por su color blanco marfil, pero últimamente se vuelven tendencia en multicolores, podíamos observar esto en pasarelas de 2020, nuestras influencers favoritas llevaron mucho esta tendencia en pleno verano.

El valor que esconden las perlas

Las perlas sin duda en tiempo pasados fueron un accesorio formidable como símbolo de estatus. A parte de los diamantes y piedras preciosas no está demás mencionar que la perla es la única joya preciosa extraída de un organismo vivo.

El valor de este tipo de accesorio es tan grande que hace algunos años se realizó una subasta en Ginebra Suiza, un hermoso colgante de perlas que alguna vez perteneció a la mítica reina joven María Antonieta, se había estimado un valor de aproximadamente 2 millones de dólares, la subasta terminó en 36 millones rompiendo de esta manera un récord.

Son además símbolo de clase y sinónimo de los grandes íconos del sigo XX y de la realeza tales como Coco Chanel que en su mayoría de retratos podíamos verla con perlas, Jackie Kennedy.

La amada princesa del pueblo Lady Diana que también lucio una hermosa y espectacular gargantilla con perlas en su primera aparición como mujer divorciada.

Cómo cuidar y limpiar tu gargantilla de perlas

Las perlas son sin duda una joya inmaculada lo que la vuelve extremadamente frágil y suave, limpiarla adecuadamente resulta complicado puesto que debemos saber cómo hacerlo bien.

Lo primordial no sería saber cómo limpiarlas sino además como evitar ensuciarlas y mantenerlas en buen estado.

Para limpiarlas puedes utilizar un jabón de platos muy suave mezclado con agua tibia y procederás a seguir los siguientes pasos:

  • Coge tus perlas y mójalas en la mezcla durante 15 segundos.
  • Con un paño o algodón previamente humedecido en agua tibia limpia las perlas de manera suave y circular.
  • Ahora con un paño seco y muy suave vuelve a frotar, deja la gargantilla extendida sobre el paño para que se termine de secar al aire.

Para mantenerlas en buen estado a diario debes seguir estas instrucciones:

  • Evita poner en contacto las perlas con productos cosméticos o fragancias, por ello póntelas al final, cuando ya estés vestida y preparada.
  • Límpialas cada vez que las utilices con un trozo de algodón.
  • Utilízalas con regularidad parecerá raro, pero al ser extraídas de un ser vivo ellas necesitan la humedad, por lo que mantenerlas encerradas mucho tiempo es una mala idea.

Cuando las guardes sigue estos sencillos consejos:

  • Al guardarlas asegúrate de que lleven su broche puesto, no es conveniente dejarlas sin abrochar.
  • Intenta que la joya quede extendida a lo largo en un compartimento separado de las demás perlas o accesorios.
  • Si vas a viajar, asegúrate de llevarlas en una bolsa de algodón y procura cuidar de ellas puesto que son delicadas.

La mejor tienda para comprar gargantillas de perlas

Nuestra web es sin duda una de las más seguras del mercado, nos encargamos que tus productos sean del valor que sean lleguen en perfectas condiciones.

En especial si se trata de joyas con un valor como el de las gargantillas de perlas, nuestro compromiso es para con nuestros clientes y que dichos artículos puedan ser adquiridos en una plataforma segura y fiable.

Gargantillas relacionadas