Gargantillas de Terciopelo

Las gargantillas de terciopelo es una pieza de estilo que data de muchos años atrás, pero impulsó en los años 90. Últimamente podemos ver a nuestras artistas favoritas luciendo dicho accesorio tales como Kendall Jenner, Bella Hadid, Gigi Hadid, Hailey Baldwin entre otras modelos de primera ¿Lo mejor de todo? La variedad y los precios. ¡Mira!

Gargantillas de terciopelo en oferta

La popularidad que están cogiendo las gargantillas de este estilo cada vez es más fuerte y no es para menos. Ya que las gargantillas con terciopelo tienen una popularidad que data de siglos, donde no solo se utilizaban por motivos estéticos sino también como amuleto protector.

¿Sabías esto del terciopelo?

Se cree en principio que el terciopelo es de origen chino y que llego a la zona europea por medio de la famosa ruta de la seda, por otro lado, se cree que fue a través de los mongoles.

Existen muchas teorías, pero ninguna vinculada de manera directa con su aparición, donde si se encuentran fuertes referencias es en la cultura árabe que es donde se cree nació este tipo de tela tan sofisticada.

Se utilizaba para hacer trajes de emperadores y alfombras, otras evidencias se encuentran en la cultura persa.

Fue hasta el siglo XIV cuando el terciopelo cogió lugar en el mercado siendo exportado hasta la elite de varios países a gente por supuesto muy adinerada. Un ejemplo, el Rey Ricardo II de Inglaterra que deseaba su cuerpo fuese envuelto en terciopelo al morir.

Solía trabajarse en países como España y Francia, aunque nunca llegaron a tener el mismo auge que Italia, puesto que esta última había conquistado el comercio de terciopelo por casi todo el mundo.

Orígenes de las gargantillas de Terciopelo

Su origen se remonta a muchos siglos atrás desde la esclavitud hasta la cultura egipcia, luego emergió de nuevo en la época del renacimiento exactamente entre la realeza a finales del siglo XIX.

Mujeres de Alemania y de Austria también se unieron al furor de las gargantillas esto con el fin de ocultar unos bultos que les aparecían en el cuello consecuencia de una enfermedad de los Alpes presente en aquellos momentos.

Por otro lado, también las gargantillas, pero más simples más bien de tela o terciopelo se relacionaban con la prostitución, de hecho, existe una pintura artística conocida como Olimpia que muestra a detalle esto.

La gargantilla tiempo después dejo de estar relacionada con la prostitución cuando las bailarinas de valet la adoptaron como un accesorio imprescindible en sus atuendos.

También se llevaba gargantillas cuando surgió el estilo Art Deco para entonces se les llamaba «collar de perro». En los años 70 volvió la gargantilla como símbolo de estilo para los hippies.

Luego en los años 90 artistas como la princesa del pop Britney Spears y Cristina Aguilera se unieron al club de las gargantillas y nos la volvieron a traer de moda.

Terciopelo, un material en auge

Mientras en 1759 se comenzaron a pintar los primeros cuadros con mujeres de la realeza y nobleza luciendo sus gargantillas más lujosas, en 1924 la famosa revista Vogue presento un look completo de la marca Chanel donde su modelo también lucia una hermosa gargantilla.

En los siguientes años 40 y 50 las gargantillas continuaron en su lugar con artistas como Lauren Bacall luciendo sus mejores joyas de este estilo.

Luego en los años 80 todo el mundo pudo observar que la hermosa y eterna Princesa Diana eran una gran aficionada de las gargantillas luciendo muchas en reiteradas galas y ocasiones.

Drew Barrymore nuestra preciosa ángel de Charlie también lucia hermosas gargantillas con cruces como colgante. O supermodelos como Naomi Campbell luciendo gargantillas de la famosa marca Armani.

Incluso Gwyneth Paltrow al recibir su primer Óscar de la academia lo hizo luciendo una preciosa gargantilla con un hermoso vestido rosa de Ralph Lauren.

En la actualidad, aunque continúa siendo popular es más fuerte su uso en mujeres de estilo gótico o victoriano. Mujeres que les encanta el lado oscuro y vaya que se ve genial en sus looks.

Sin duda es un accesorio que debes tener en tu armario de joyas.

Cuidados de las gargantillas de terciopelo

Como bien sabemos si de telas lujosas se trata el terciopelo es sin duda uno de ellos, es bastante utilizado en muebles, ropa o accesorios tales como las gargantillas.

Así que al ser un material tan delicado de vez en cuando necesitará que lo limpiemos para mantener su nitidez.

Podrás limpiar tú mismo tus artículos con este material, pero en ciertos casos será más recomendable que lo lleves a un lugar especializado. Además de tener mucho cuidado si lo harás tú mismo.

Para quitar manchas en el terciopelo debes seguir estos consejos:

  • Primero cepilla el terciopelo con el fin de remover pelusas, mezcla un poco de detergente delicado con agua asegúrate de que tienes mucha espuma.
  • Coge la espuma y cobre la tela únicamente con ella, dejas que se disuelva y cepilla con cerdas suaves y déjalo secar al aire hasta que vuelva a su color natural.

El terciopelo es sin duda un material bastante delicado por ello es tan hermoso por eso es aconsejable que evites poner otros accesorios por encima, lo mejor será guardarlo en su propio deposito.

Y evitar que entre en contacto con líquidos que puedan estropear el contacto de la tela.

¿Por qué comprar una gargantilla de terciopelo en nuestra tienda?

Nuestro sitio web es más que un lugar especializado en gargantillas es además un sitio seguro que no solo proporciona accesorios en tendencia, sino que su principal cometido es que nuestros clientes obtengan seguridad.

Con gargantillas de diversos estilos, materiales y presupuestos para todos los bolsillos porque todas las mujeres merecemos vernos guapos con mucho o poco dinero.

Aquí sin duda encontrarás gargantillas hermosas para utilizar en el día de tu boda o en el bautizo de tu sobrino o simplemente para completar tu look en una noche de fiesta.

Compra con total confianza y déjate aconsejar por nuestro equipo, todos especialista en el gremio brindándote las mejores opciones.

Gargantillas relacionadas